mundoauto.es.

mundoauto.es.

Los elementos básicos que debes revisar cada mes en tu auto

Los elementos básicos que debes revisar cada mes en tu auto

Los elementos básicos que debes revisar cada mes en tu auto

Mantener un buen estado de tu auto es imprescindible para garantizar la seguridad de tus desplazamientos y para asegurar una vida larga y saludable a tu vehículo. Para lograr esto, es necesario realizar un mantenimiento constante y periódico, y para ello te enseñaremos los elementos básicos que debes revisar cada mes.

1. El motor: lo primero que debes revisar es el estado del motor. Asegúrate de que las correas estén en buen estado y no estén rotas o flojas. También revisa la batería y sus terminales, asegurándote de que no haya nada de corrosión en ellos. Además, comprueba el nivel del aceite y si es necesario cambia el filtro del aceite y el filtro del aire.

2. Los neumáticos: revisa que tengas la presión adecuada en tus neumáticos y que no haya ninguna fisura, bulto o protuberancia en ellos. El dibujo de los neumáticos es fundamental, por lo que si ves que están demasiado gastados deberás cambiarlos.

3. Frenos: revisa que los frenos estén funcionando correctamente. Asegúrate de que las pastillas no estén demasiado desgastadas y de que los discos no tengan rayas o estén deformados. Cambia las pastillas si es necesario.

4. Luces: comprueba que todas las luces de tu coche estén funcionando correctamente. Las luces delanteras, las traseras, las intermitentes, las de freno… Todas deben funcionar perfectamente para garantizar tu seguridad.

5. El líquido refrigerante: este líquido es fundamental para mantener el motor de tu coche a una temperatura adecuada. Comprueba el nivel del líquido refrigerante y si es necesario añade más.

6. Los limpiaparabrisas: este elemento es fundamental para una conducción segura en condiciones climáticas adversas. Limpia las escobillas y comprueba que el líquido limpiaparabrisas esté en el nivel adecuado.

7. El nivel de combustible: aunque parezca una tontería, es importante que compruebes el nivel de combustible de tu coche para evitar quedarte sin gasolina en mitad del camino.

8. La suspensión: comprueba que la suspensión de tu coche esté en buen estado. Si la suspensión presenta algún problema, podría afectar la estabilidad y la seguridad del vehículo.

En resumen, mantener tu coche en buen estado es clave para garantizar tu seguridad en las carreteras, y esto se logra con un mantenimiento constante y periódico. Revisa cada mes los elementos básicos que te hemos indicado para mantener tu coche en perfecto estado y evitar problemas mayores en el futuro. Tu bolsillo y tu seguridad estarán más que agradecidos.