mundoauto.es.

mundoauto.es.

Las mascotas de las marcas de automóviles más emblemáticas

Las mascotas de las marcas de automóviles más emblemáticas

Las mascotas de las marcas de automóviles más emblemáticas

Cuando hablamos de marcas de automóviles, es común asociarlas con un diseño, un modelo o incluso una tecnología. Sin embargo, muchas marcas también cuentan con una mascota que las identifica y las representa. Estas mascotas pueden ser animales, seres mitológicos o incluso objetos. A continuación, conoceremos las mascotas de las marcas de automóviles más emblemáticas.

1. Ferrari

La marca italiana de automóviles deportivos Ferrari es mundialmente conocida por su imponente logotipo con un caballo rampante. Este caballo fue elegido como mascota de la marca por Enzo Ferrari en los años 20, después de que un piloto llamado Francesco Baracca, al que Ferrari admiraba, lo llevara en su avión de combate. Desde entonces, el caballo negro sobre fondo amarillo ha sido un símbolo de velocidad, elegancia y poder.

2. Lamborghini

Lamborghini, otra marca de automóviles italianos deportivos, también cuenta con una mascota animal y es el toro. El origen de este símbolo se encuentra en la pasión de su fundador, Ferruccio Lamborghini, por las corridas de toros. El primer modelo presentado por la marca, el Lamborghini Miura, llevaba el nombre de un toro de lidia y desde entonces, el toro se ha convertido en la mascota oficial de la marca.

3. Volkswagen

En el polo opuesto se encuentra Volkswagen, una marca alemana que cuenta con una mascota mucho más singular: el escarabajo. Este vehículo pequeño y redondeado se ha convertido en un icono de la marca y ha sido el objeto de muchas historias y leyendas en todo el mundo, incluyendo su apodo "Beetle". Su popularidad ha llevado a Volkswagen a producir modelos modernos inspirados en el clásico escarabajo.

4. Rolls-Royce

Rolls-Royce, la marca británica de coches de lujo, cuenta con una mascota que es uno de los símbolos más reconocidos de la industria de automoción: la "Spirit of Ecstasy" ("El espíritu del éxtasis"). Este adorno o emblema en el capó de los coches Rolls-Royce representa a una mujer jovial con una falda ondeante, que simboliza la velocidad, y sus brazos extendidos hacia atrás, como si estuviera dando una sensación de libertad. La "Spirit of Ecstasy" fue diseñada por el escultor británico Charles Robert Sykes en 1911 y ha sido la mascota más próspera de la marca durante más de un siglo.

5. Cadillac

La marca de automóviles Cadillac, conocida por sus vehículos lujosos y de gran tamaño, tiene una mascota que simboliza precisamente eso: un roble. El "escudo" del capó de los coches Cadillac cuenta con un adorno de una rama de roble, que representa la fuerza, el tamaño y la longevidad. Este emblema fue introducido en los años 30 y ha sido utilizado en muchos modelos de la marca desde entonces.

6. Citroën

Citroën, el fabricante francés de coches, tiene una de las mascotas más curiosas de la industria de la automoción: el "Chevron". Este emblema es una serie de chevrones en forma de "V" que se entrelazan y se superponen. Su origen se encuentra en el doble engranaje en V utilizado en la patente original de la suspensión hidroneumática de Citroën, un sistema innovador de suspensión que permitía un mayor confort y una mayor estabilidad al conducir en carreteras irregulares.

7. Peugeot

Peugeot, otra marca de automóviles franceses, ha elegido a un león como mascota. Este animal es el rey de la selva y simboliza la fuerza, la elegancia y la agilidad. Su lema "Motion & Emotion" ("Movimiento y emoción") representa la pasión de la marca por la innovación y la creatividad. El león es un emblema que se ha utilizado en muchos modelos de la marca durante más de un siglo.

En conclusión, las mascotas de las marcas de automóviles más emblemáticas son símbolos que representan la historia, los valores y la filosofía de la marca. Desde el poderoso caballo de Ferrari hasta el curioso Chevron de Citroën, estas mascotas se han convertido en un elemento icónico dentro de la industria de la automoción. ¡Ellos son cómo los fabricantes de automóviles se diferencian!